Seminario

Seminaristas en procesión, camino del Santuario de los Remedios

Seminaristas en procesión, camino del Santuario de los Remedios

Real Seminario Conciliar de Santa Catalina, es el mayor edificio de la ciudad de Mondoñedo y su origen se remonta a finales del siglo XVI, cuando por iniciativa del Regimiento de la ciudad, se decide solicitar del Concilio provincial la creación de un Colegio del tipo de los que en la ciudad de Trento se había dispuesto que hubiera en cada cabeza de obispado. Fue inaugurado en 1572, lo que lo convierte en uno de los tres primeros que se erigieron en España. Desde su creación tuvo distintos enclaves.

En un principio el Seminario estaba ubicado en dos casas de la actual calle Alfonso VII. Pero este edificio se hizo pequeño, y en el siglo XVIII se comienza a construir el edificio en su situación actual. Las obras de construcción durarán cinco años a partir de 1770. Fue en 1775 cuando el centro alcanzó su mayor esplendor bajo el patronato real de Carlos III, que le concedió el título de Real Seminario Conciliar de Santa Catalina.

Durante el pontificado de Cos y Macho tiene lugar una ampliación del Seminario, en la que se le añadió un piso. Estas obras tuvieron lugar entre los años 1888 y 1889. En los tiempos del Obispo Solís se volvió a reformar añadiendo un pabellón destinado a cocina y comedor del seminario, el cual fue destruido a mediados del siglo XX, época en la que monseñor Quiroga Palacios empezó la gran ampliación del seminario con la construcción de nuevos pavellones, obras que durarán diez años, y será bajo el pontificado de monseñor Vega Mestre cuando se inaugure la nueva capilla mayor y se terminen las obras realizadas por Quiroga Palacios.

La última gran reforma del seminario tuvo lugar en el año 1992 cuando se construyó una residencia sacerdotal y un grupo de habitaciones destinadas a hospedaje, así como la remodelación de las habitaciones de los alumnos y diversas reformas por todo el edificio.

La fachada del edificio, de pizarra oscura del país, está enmarcada por dos pequeñas torre que se levantan en los extremos. En el centro de la fachada aparece un frontón con la imagen de Santa Catalina.

La biblioteca histórica del Seminario, que comenzó con 245 obras, contiene actualmente más de 25000 volúmenes. Entre ellos hay que destacar un centenar de incunables y un manuscrito de finales del siglo XIII.

Con motivo del Año Jubilar de San Rosendo en el 2007 se arreglaron algunas salas del claustro principal. Se creó la sala de exposiciones de San Rosendo y a su lado una sala de proyecciones y audiovisuales.

En este seminario estudiaron importantes escritores como Xosé Crecente Vega, Antonio Noriega Varela, Nicomedes Pastor Díaz, Xosé María Díaz Castro o Aquilino Iglesia Alvariño entre otros muchos.

El Seminario de Mondoñedo fue el tercero que se creó en España, al aplicar la diócesis de Mondoñedo-Ferrol de manera muy temprana la propuesta del Concilio de Trento de establecer un seminario en cada diócesis; de hecho, ya en 1565 se solicita autorización para su creación, que será completa en 1583.

Las sucesivas mejoras llevadas a cabo con los años, así como la construcción de un nuevo piso en 1888, la ampliación para la instalación de los nuevos pabellones en 1947, la remodelación de las habitaciones para los seminaristas (1992) o las más recientes de mejora de los claustros en 2006, siempre han guardado una armonía con las obras primitivas, de forma que el conjunto puede verse como un todo.

El Seminario es también una comunidad educativa que tiene como fin cultivar las semillas de la vocación sacerdotal. Un lugar y un espacio donde madurar como persona. Por razón de su origen, ocupa el tercer puesto entre todos los Seminario de España.

Como centro de formación específica de cara al sacerdocio tiene libertad para seleccionara sus alumnos. Requiere por lo tanto una serie de condiciones indispensables para ser parte de esta comunidad: apertura a la formación humana, cristiana y vocacional; capacidades y aptitudes para el estudio; una trayectoria personal adecuada y madurez de acuerdo con la edad del candidato. En el Seminario se busca realizar un proceso donde los jóvenes puedan madurar como personas, cristianos y vocacionados. Tener una clara orientación y formación integral de la persona. Se procura el desarrollo de las cualidades básicas humanas, orientado hacia una vida cristiana y una opción vocacional.

Instalaciones principales

La casa sacerdotal se divide en dos amplias zonas: la primera, reformada en 1993, consta de 13 habitaciones con despacho, dormitorio y baño, todas ellas con calefacción central y teléfono; la segunda, remodelada recientemente, es el pabellón de San Pío, formado por 12 habitaciones, office y sala de estar.

Las instalaciones se completan con cinco capillas, salas de reuniones, conferencias, exposiciones y proyecciones, salón de actos, unos locales que en muchas ocasiones son usados por entidades foráneas que ven en el inmueble el lugar idóneo para el desarrollo de sus actividades, por capacidad y los servicios que ofrecen.

Real Seminario Concillar de Santa Catalina

Real Seminario Concillar de Santa Catalina

La sala de exposiciones está dedicada al patrón de la diócesis de Mondoñedo-Ferrol, san Rosendo, del que se celebró el milenario en el año 2007. El local está presidido por una talla de fibra de carbono.

La capilla principal, presidida por la Virgen de la Luz, destaca por sus vidrieras, protegidas con un cristal especial para evitar su deterioro. Sólo se usan en la inauguración del curso o en actos especiales, como bodas sacerdotales.

El claustro está dividido en tramos, en los que cuelgan fotos de los alumnos que llegaron a ser nombrados obispos y cardenales (actualmente este ciclo lo cierra el actual obispo de Lugo, Mons. Carrasco Rouco), los que realizaron obras en el Seminario, además de una galería reservada a los Papas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *