Alfonso Balseiro Vizoso

Lagoa, Alfoz (Lugo) 1959.

Estudió en el Seminario de Mondoñedo entre 1959 y 1965 y terminó el Bachillerato en el Instituto de Lugo, en cuya ciudad se graduó también como perito mercantil. Poe entonces la residencia familiar se trasladó a Foz donde la madre de Alfonso ejercía como maestra.

 

Primer trabajo.-Desempeñó su primer trabajo en  las oficinas que había instalado Agromán en el Alto de Puxeiros, municipio de Mos (Pontevedra), Allí permaneció hasta que entró en filas en La Coruña (unidad de Automóviles, en La Grela).

 

En Madrid.-En los primeros 70 se traslada a Madrid e ingresa como oficial administrativo en la empresa tecnológica  SICE  (Sociedad Ibérica de Construcciones Eléctricas), ubicada entonces en la confluencia de las calles de Génova y Zurbano. Al poco tiempo adquirió la categoría de jefe administrativo.

 

1975, regreso a Galicia.-El año 1975 fue clave en su porvenir profesional. Pasa a una filial de ENDASA (Empresa Nacional del Aluminio, S.A), durante unos meses en sus oficinas de Madrid, pero a los pocos meses es destinado al complejo de  San Ciprián. Allí sobrevivió a las diversas vicisitudes empresariales y mantuvo su puesto como jefe de Administración (tesorería, compras, bancos, pagos,  nóminas) hasta su jubilación en 2005, ya en la etapa de ALCOA, después de 30 años de servicio.

 

Deportista.-En sus años más jóvenes, no era raro verle salir con la caña a la ribera o con escopeta al hombro al encuentro de las últimas perdices del  Valodouro. Pero su mayor afición fue el tiro. A pichón o al plato. Es todavía socio de los Clubs de Tiro de Viveiro y As Pontes y en algún tiempo frecuentaba incluso el de Castropol. Hoy, su salud ha moderado su vitalidad deportiva,  pero no su ánimo de ganador.