Justo Trashorras Pacio

Nació en la parroquia de San Julián de Ferreiravella (Riotorto) el día 23 de marzo de 1915. Ingresó en el Seminario de Mondoñedo en septiembre de 1926, y fue ordenado sacerdote el 3 de octubre de 1937, siendo nombrado capellán del Hospital de San Pablo de Mondoñedo, cargo que ocupó hasta junio del año 1938 al ser llamado a filas con el cargo de capellán del 16 Batallón de Infantería de Mérida, participando en la Batalla del Ebro.

Fue licenciado en julio de 1939 y seguidamente le confiaron las parroquias de Oirán (1940),  Ove (1941) y Nuestra Señora de los Remedios de Mondoñedo (1946-1954). En enero de 1952 fue nombrado canónigo y en noviembre de 1957, pro-vicario general del Obispado con el encargo específico de dirigir y promover el apostolado seglar en la diócesis.

 

En Roma y Madrid

En octubre de 1954 marchó a Roma para cursar los estudios de Historia Eclesiástica en la Universi­dad Gregoriana, obteniendo en 1956 la licenciatura con la calificación de “summa cum laude”. En el curso siguiente realizó el Doctorado.

En octubre de 1967 se trasladó a Madrid para estudiar Derecho Canónico en la Universidad Pontificia de Comillas, obteniendo la Licenciatura en 1969 y el Doctorado al año siguiente. Compatibilizó los estudios con la dirección espiritual de la Institución de San Isidoro para huérfanos de periodistas. También colaboró en la Asesoría Religiosa del Ministerio de In­formación y Turismo. Posteriormente se incorporó al Tribunal de la Rota (Madrid) como Notario.

El Progreso (Lugo)

Profesor y Rector

Inició su etapa como docente en el Seminario en 1946 al ser nombra­do Profesor de Historia Universal y de España, haciéndose cargo también en septiembre de 1948 de la Historia Civil y Gramática Castellana. En julio de 1957 ocupó de la enseñanza  de Historia Eclesiástica, Arte Sa­cro e Introducción á la Liturgia en el Seminario.

En septiembre de 1958 fue nombrado Rector del Seminario, cargo que desempeñó hasta junio de 1967. Aquel mismo año fue nombrado vocal de la Comisión Diocesana de Apostolado Litúrgico; y en 1960 (en el Sínodo Diocesano) examinador sinodal, censor de Oficio, delegado de la OCSHA, delegado de Seminarios y director diocesano de la Adoración Nocturna.

Falleció en Madrid el 23 de mayo de 1984.