Jesús Fernández Tojal

Xudán (A Pontenova, Lugo) 1946,

De escolar, fue condiscípulo en un colegio de Ribadeo de tres coetáneos que serían compañeros suyos, poco más tarde, en el Seminario de Mondoñedo: Paco Ramil Acedo, Manolo Lozano y Javier Blanco Pardeiro. Ingresó en este centro en 1959 y permaneció hasta junio 1967.

Al salir del Seminario trabajó  por algún tiempo en  negocios que regentaba su familia en Ribadeo. De allí, a la “mili” en Lugo.

 

Toda una vida en el Banco Hispano.- En 1971 se inicia en el mundo de la banca a la que dedicaría toda su vida laboral y siempre en la misma entidad, el Banco Hispano Americano. Su primer destino fue la potente sucursal de Vilagarcía, de la que dependía una serie de oficinas de la comarca. “Cuando yo entré había 24 empleados. Luego comenzaon a proliferar las oficinas de otras firmas”.

 

Vilagarcía querida.-Vilagarcía conciliaba mal, por la distancia, con Luarca de Asturias, donde ejercía su mujer como maestra. De modo que fue preciso hacer dos solicitudes de traslado antes de llegar –tras un paso breve por Sanxensso- a la reunión familiar en la capital de Arosa.

“Teníamos claro que Vilagarcía era el lugar elegido para vivir. Es una ciudad muy bien situada y con un clima magnífico”. Prejubilado a los 53 años, sigue viviendo en Vilagarcía desde hace casi medio siglo.

 

Xuntanzas .-“Casi todo lo que recuerdo del Seminario es bueno; lo mismo me ocurre con mis compañeros de banca”. Participa desde su inicio  en las Xuntanzas estivales que organizan los exseminaristas de su curco en diferentes localidades de la Marina lucense. “Teníamos previsto reunirnos el año que viene (2021) en Ferreira do Valodouro. Ya veremos”. Tmpoco faltaron, en estos años pasados, la reunión de exseminaristas mindonienses residentes en la provincia de Pontevedra.

Siempre que quedará su Ribadeo de la infancia. Pero, claro está, el tiempo se empeña en pasar muy de prisa y … “ya nada es como antes”.