José Luis Caruncho Rodríguez

Nací en El Ferrol. De familia profundamente cristiana y casi “adicta” a la música. En mayo, todos rezábamos diariamente el rosario. Finalizado 3º BAC en el Instituto Masculino de Ferrol, ingresé en Lorenzana, donde me alié con los pipiolos. Luego, pasé al Menor, donde me  encandiló la schola, el do-si-do-si de Domínguez o su Filioli mei, .., y el “gran armonio” de Lagüela. En ese verano aprendí en el  piano: posición de manos, movimientos de muñeca, escalas ascendentes, descendentes, etc..  

Aporreando pianos.-Con este aun escaso bagaje comencé a aporrear pianos y armonios, y así conseguí llegar a sucesor de Lagüela. Continué con el  solfeo, piano y armonio. Formé un remedo de mini-schola, que actuaba en  festividades profanas y litúrgicas. Nos enviaron a Cendán y a mí a Salamanca a un curso de Armonía y Composición  que  también me permitió componer con rigor algunas piezas como Por los caminos de Dios, con letra de mi hermano Juan, que se representó en el seminario. 

Sacerdocio y docencia.-Recibí las Órdenes Sagradas en 1967. Fui destinado como ayudante de Cuco (Eliseo Ruiz de Cortázar) a la parroquia del Socorro   y al Asilo de Ancianos de Piñeiro, los dos en Ferrol. En 1968, fui encargado de cinco parroquias, entre  ellas, Fonmiñá, que  limita con Meira, zona madre del Miño. En 1973, convencido por Prieto Verdes (“Mira, Caruncho, arréglate como puedas“), dejé el ejercicio ministerial y comencé la dedicación a la enseñanza, sobre todo de latín y griego, con metodología propia, de gran éxito. Desde 1975, alterné las clases con la administración de la Estación de Autobuses de Lugo, recién inaugurada. Después del paso por diversas empresas constructoras, en las que  seguía alternando la función debida con  las clases, por exigencias prácticas del alumnado, mayoritariamente universitario, en 1986 formalicé la Academia JOLUCARO, obtuve la Licenciatura en Filología Hispánica y consecuentemente, con las materias de siempre, siempre vigentes, amplié los contenidos con la de preparación de oposiciones para profesores de Lengua Castellana y Literatura y de Lengua Gallega, también con metodología propia, que me permite presumir de que con  mi compañía docente toda la geografía gallega está sembrada, sobre todo,  de profesores de Lengua Castellana y Literatura. 

Desde 2007 pertenezco a la jubilación..  Lo logrado (1954.2007)+suma y sigue: mérito de Mondoñedo. Aun con mi esfuerzo, dedicación y sobre todo FE , virtudes  mindonienses: a él  lo debemos.